¿Ser Madre? Cuando una Mujer Decide Esperar

Por Katherine Almonte Taveras. Contemplando algunas conversaciones recientes entre chicas, me di cuenta como la presión social nos ataca en todos los ámbitos de nuestra vida.

De forma especial  llama la atención como constantemente opinamos sobre aquellas mujeres que deciden no ser madres tan pronto adquieren un compromiso matrimonial.

Las personas solemos dar consejos con ¨buenas intenciones” a pesar de  no entender las implicaciones del porque una mujer decide no tener hijos de forma inmediata. No conocemos si estas razones son médicas, emocionales, económicas o incluso profesionales. Lo cierto es que estamos ahí listos para atacar a aquellas que han decidido no cumplir con el estereotipo establecido.

Es frustrante que alguien entienda que el deseo de SER MADRE de una mujer es proporcional a las expectativas sociales. Pero es aquí cuando reflejamos nuestra contrariedad; nos quejamos por los múltiples embarazos no deseados que terminan en consecuencias desastrosas para ese nuevo ser y también del embarazo adolescente, pero crucificamos a una mujer que a la edad de 28 años aun no tiene hijos.

Entendemos que si una persona tiene empleo y esposo, esto es lo que procede. Pero no solo lo entendemos, se lo repetimos e insistimos de forma irresponsable en situaciones que pueden hacer sentir incomoda a esa mujer, pues como dije antes no sabemos si esas razones son de carácter médico, pero igual damos nuestros consejos con ¨buena intención¨.

Sería ideal tener más tacto y menos premura al juzgar una mujer porque ha decidido esperar para vivir etapas en su vida. Tener hijos puede ser maravilloso y la experiencia más especial que una mujer pueda sentir, pero tener hijos cuando no se está preparado o simplemente cuando no se ha decidido y solo porque es ¨Lo que Toca¨, puede convertirse en todo lo contrario.

Bien dice Franco de Vita en aquella tierna pero poderosa canción ¨No Basta Traerlos al Mundo porque es Obligatorio¨.

Seamos más prestos para oír y más lentos para hablar y dar opiniones en situaciones que no entendemos a profundidad. Recordemos bien ¨El respeto al derecho ajeno, es la Paz¨ Benito Juárez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *