Hijo sorprende a su madre con un baile de bodas realmente conmovedor

Toda madres crea un vínculo muy especial con cada uno de sus hijos. Ya sea una madre biológica, adoptiva, o incluso una madre por elección, cada madre entrega partes de sí misma al criar a esas maravillosas personitas. Abandonan todo de  ellas, su independencia y cualquier egoísmo para hacerse cargo completamente de otro ser humano. Existen momentos maravillosos, felices en la maternidad, pero también hay momentos de preocupación y angustia. Todo ello es parte de la maternidad, y del propósito bendito de ver crecer a sus pequeños bebés, luego adolescentes y finalmente adultos.

Para cualquier padre el hecho de haber tenido a su bebé en brazos y años más tarde verlo en un evento significativo como una boda, graduación o incluso en el nacimiento de sus propios hijos, sabe cuán especiales son esos momentos. Hijos adultos que reconocen el sacrificio que sus madres han hecho por ellos y que a menudo se desviven por incluir a sus padres en esos eventos importantes son dignos de admirar.

En 1983, Lori se casó con Dave, su amor de la escuela. Lori ya había sido diagnosticada con distrofia muscular, pero en el momento de su boda, los síntomas todavía eran mínimos y apenas notorios. Lamentablemente, eso no duró para siempre. Sus síntomas evolucionaron y empeoraron, y los médicos determinaron que era poco probable que la pareja pudiera tener hijos. Sin embargo y contra todo pronóstico, eventualmente Lori dio a luz a tres hijos: Valerie, David y Heather.

En 2013, David el único hijo varón de Lori, tenía su propia boda, y su madre pudo asistir. En la recepción, David planificó un baile de madre-hijo increíblemente hermoso que hizo llorar a todos en el salón. David tomó a su querida madre en sus brazos tal y como ella alguna vez lo había tomado a él, y bailo con ella creando unos 3 minutos realmente conmovedores. En ese momento él muestro mucho amor y respeto por la mujer que cuidó de él, e intento recompensarla de la mejor manera posible.

Mira el vídeo y no dejes de compartirlo para que otros admiren esta honorifica historia de hijo y madre.