¿Quiénes Tienen Más Orgasmos, Quiénes Menos y Por Qué?

Cada vez son más los estudios que se llevan a cabo sobre la sexualidad, estos estudios están aportando evidencia claras sobre la “brecha del orgasmo”, referente a cómo el orgasmo de los hombres es más frecuente que el de las mujeres durante el sexo.

Pero existe la existe la siguiente pregunta: ¿por qué existe esta brecha de género, y qué se puede hacer para lograr la igualdad del orgasmo? Después de todo, alrededor del 40% de las mujeres sexualmente activas experimentan disfunción sexual, asociada con una dificultad crónica para alcanzar el orgasmo.

Según David Frederick, profesor asistente de psicología en la Universidad Chapman, que ha estudiado la sexualidad humana, algunas de las respuestas que han ofrecidos los estudios realizados son las que vemos a continuación.

“Todos los grupos de hombres – gay, bisexual, heterosexual – llegan al orgasmo en más ocasiones que todos los grupos de mujeres”, dijo

“Las mujeres lesbianas experimentan orgasmos más a menudo que las mujeres heterosexuales, pero menos a menudo que los hombres”, dijo el experto. “Lo que hace que el orgasmo de las mujeres sea el foco de la especulación”.

“Las mujeres tienen mayor insatisfacción corporal que los hombres, y esto interfiere directamente con su vida sexual, lo que puede afectar la satisfacción y la capacidad de experimentar orgasmos. Si la mujeres no se sienten satisfechas con su propio cuerpo sin dudas esto les reducirá las posibilidades de conseguir orgasmos”.

“Hay más estigma contra las mujeres que inician el sexo y expresan lo que quieren sexualmente”, dijo, agregando, “una cosa que sabemos es que en muchas parejas, hay una discrepancia de deseo: una pareja quiere sexo más a menudo que la otra. En heterosexuales, esa persona suele ser el hombre”. Por lo tanto, una mujer puede tener relaciones sexuales con su pareja cuando realmente no está deseosa o de ánimos, y entonces puede ser menos probable que alcance un orgasmo.

Otras respuestas obtenidas y según Elisabeth Lloyd, profesora de biología y filosofía en la Universidad de Indiana-Bloomington, que fue coautora de un estudio sobre la anatomía genital y el orgasmo en las relaciones sexuales son estas.

“Algunas mujeres pueden estar anatómicamente predispuestas a orgasmos regulares. Una distancia más corta entre el clítoris y la abertura urinaria, donde se libera la orina, puede aumentar la probabilidad de que una mujer experimente un orgasmo, según el estudio publicado en la revista Hormonas y Comportamiento en 2011”.

Lloyd analizó datos de dos estudios sobre la relación entre la anatomía y el orgasmo en mujeres con ayuda de su coautor Kim Wallen, profesor de psicología y neuroendocrinología conductual en la Universidad de Emory.

“Encontramos que la distancia entre el clítoris y la abertura urinaria, que se llama CUMD, indica si una mujer está o no inclinada a tener un orgasmo con una relación sexual o no, y si es inferior a 2 centímetros, entonces probablemente va a tener un orgasmo con el coito”. “Si está por encima o si es alrededor de 3, entonces es probable que no vaya a tener un orgasmo con las relaciones sexuales”, dijo. “Esas fueron nuestras conclusiones, que han sido confirmadas a través de otras pruebas, lo que significa que si una mujer no tiene un orgasmo de relaciones sexuales, no es su culpa. Tiene que ver con su anatomía”.